La vacunación anual de tu gato previene la Panleucopenia felina.

Los signos clínicos son la base para el diagnóstico y tratamiento de la infección causada por el virus de la panleucopenia felina, parvovirus muy similar al que afecta a la especie canina. Aunque el veterinario pueda tratar todas las alteraciones que la enfermedad produce, es el sistema inmune del paciente el que tiene una función primordial para vencer al virus.

El virus de la panleucopenia felina (FPV) es, sin duda, uno de los más temidos por los veterinarios clínicos de pequeños animales, debido a su alta morbilidad y mortalidad.

El tratamiento de esta enfermedad se basa en el tratamiento de los signos clínicos, ya que no existe uno específico.
Se deben utilizar fármacos para controlar los vómitos, si están presentes: la metoclopramida tiene buen efecto antiemético.
Los antibióticos de amplio espectro deben utilizarse para tratar las disbiosis intestinales, tales como amoxicilina-clavulánico.

Hay que realizar un seguimiento exhaustivo del paciente: controlar grado de hidratación, fiebre, análisis para ver la evolución de los leucocitos en sangre y si existe o no anemia.

En la clínica veterinaria en Coslada, Los Delfines, ofrecemos la vacunación anual de tu gato para prevenir la Panleucopenia felina.