Usualmente no damos mucha importancia a estos problemas de salud en animales de compañía. La inflamación de la encia ( gingivitis) y su infección ( piorrea) son un problema grave que suelen ir acompañados de placa de sarro en el esmalte dental.

La alimentación influye decisivamente sobre la creación de estas enfermedades. En el caso del perro, suelen ser animales que mastican poco el alimento . Es más frecuente en razas pequeñas, puesto que la distancia entre dientes es menor y la proliferación de bacterias en la encía es mayor. Conviene que procuremos al animal alimentos que le obliguen a masticar, agua limpia siempre en abundancia y consultemos al veterinario el uso de productos en gel, pasta oral o líquidos que nos permitan una limpieza periódica del animal.

Además estás gingivitis pueden afectar al animal en su estado de ánimo. Le producen dolor y le impiden comer bien. Producen mal aliento que es detectado por el dueño.

La piorrea termina produciendo retracción de la encía alrededor del diente, y por consiguiente, éste se cae.
En el caso del gato se unen además de todos estos parámetros , que muchas de estas gingivoestomatitis, son causadas por infecciones víricas que el animal puede padecer sin síntomas aparentes, como herpesvirus, inmunodeficiencia felina, etc.

Sí detecta mal aliento, perdida de apetito o dolor, debe consultar con nosotros sobre la conveniencia de un tratamiento y/ o una limpieza de boca.

APROVECHE DURANTE ESTOS DIAS DE MARZO Y ABRIL PARA REALIZAR LA LIMPIEZA DE BOCA MEDIANTE ULTRASONIDOS A SU ANIMAL CON UN 15% DE DESCUENTO.