Hay muchos factores que predisponen a la aparición de cristaluria:

    •  predisposición racial..por ejemplo la raza dálmata es propensa a padecer cálculos de urato y los gatos de estruvita.
    • alimentación: hay marcas de piensos comerciales que no cuidan la proporción de minerales.
    •  cambios en el pH de la orina.
    • cistitis o infecciones vejiga orina.

La presencia de cristales lesiona la pared de la vejiga y a menudo provoca sangre en la orina (hematuria).

Estos cambios en la orina no se aprecian a simple vista, siendo necesario un análisis de orina para detectarlos. Por eso, en Centro Veterinario Los Delfines en Coslada, recomendamos un análisis urinario anual como prevención.

Los cristales, si las condiciones son las adecuadas, pueden agregarse formando estructuras más grandes, denominadas cálculos, que pueden provocar obstrucción de la uretra, sobre todo en machos, impidiendo la micción.

Esto es muy frecuente en gatos machos castrados y en perros, siendo necesario el sondaje para favorecer la evacuación de la orina o la uretrostomia en perros.

También pueden estas piedras o urólitos quedarse en la vejiga provocando hematuria continua y dolor y tener que ser extraídos mediante cirugía.

En conclusión, siempre que descubramos cristales en la orina de tu mascota, debemos determinar si existen cálculos en vejiga o uretra, conocer la composición de los mismos y tratar la infección (mejor tras cultivo de orina). El tratamiento pasa, siempre, por una dieta de eliminación de cristales, además del tratamiento médico.