Son los cambios producidos en el organismo de nuestro perro cuando lleva tiempo sometido a los efectos de altos niveles de cortisol.
El cortisol se produce en las glándulas suprarrenales que se sitúan encima del riñón.
Las glándulas suprarrenales producen cortisol cuando la hipófisis segrega ACTH.
Entonces, distinguimos entre Cushing hipofisario,(un 85% de los casos) cuando la alteración está en la hipófisis y Cushing adrenal, ( un 15% de los perros con Cushing) cuando son las glándulas adrenales están afectadas. Suele afectar a animales mayores y más a razas pequeñas.

¿Qué podemos observar en nuestro perro?

  • bebe y orina más (polidipsia y poliuria)
  • el abdomen tiende a abultarse
  • el pelo se vuelve más pobre y escaso , pudiendo haber calvas
  • son más frecuentes los picores e infecciones de piel
  • puede existir infección de orina
  • puede manifestar debilidad

¿Qué debemos hacer?

Acudir al veterinario ante cualquier síntoma. Será necesario hacerle pruebas para eliminar otras enfermedades que causan con síntomas parecidos. Necesitamos pruebas de sangre generales y pruebas específicas para descartar Cushing .

¿Y el tratamiento?

Se trata de un tratamiento prolongado en el tiempo e incluso de por vida.
El tratamiento va encaminado a disminuir la producción de cortisol por la glándula adrenal. Se utiliza trilostano. Requiere controles periódicos.(7 o 10 días, 1 mes , 3 meses y luego cada 3 meses ) e incluirá exploración física, hemograma, bioquímica y prueba de estimulación con ACTH.

El veterinario revisará al animal y le hará 2 extracciones de sangre con 1 hora de intervalo. Según resultados de las pruebas , se ajustarán las dosis.

¿Qué podemos esperar?

Mejorará la poliuria y polidipsia a partir del día 10. El abdomen y la piel pueden tardar entre 2 y 4 meses en mejorar.

¿Y en casa?

Cumplir estrictamente las normas del veterinario. No saltarnos ninguna revisión. Antes de acudir a revisión , debemos cuidar de pedir cita a las 6h de haber dado la última medicación y al menos 6 h de ayuno, Si damos la medicación a las 10, pediríamos cita a partir de las 16h.
Comunicar con el veterinario si notamos nausea, vómitos o decaimiento, o le vemos orinar con dificultad o la orina tiene color oscuro o cualquier otro síntoma que nos llame la atención.