Los perros son animales de hábitos sociales y, por tanto, prefieren estar con más miembros de su manada o grupo. Cuando los enfrentamos a algunas situaciones a las que no están acostumbrados (por ejemplo nueva casa, nueva familia, separación de un cachorro de sus padres y hermanos, etc…) pueden tener problemas para asimilarlas.
Debemos pues facilitarles que se acostumbren a estar solos en casa, dando la mayor normalidad a nuestras salidas.

  1. Para no crearles mayor ansiedad, ni debemos despedirnos de ellos de manera muy efusiva, ni recibirlos al volver de la misma manera , sobre todo si se ha comportado como no debe en nuestra ausencia( ha roto cosas, ha estado ladrando, etc).
  2. Pasaremos ratos jugando con él en una zona de la casa que acotaremos como su recinto seguro, usaremos juguetes como parte del juego que solo se usarán en esa sala, y le premiaremos con alguna chuche como parte de la experiencia positiva de estar esa habitación. Allí dejaremos su cama y le dejamos pasar periodos de tiempo más largos cada vez, aunque estemos en otro lugar de la casa.
  3. Una vez habituado a su sitio seguro, lo dejaremos en él para salir de casa, con los juguetes que habrás usado con él en los juegos en el sitio seguro.

Si aún así, tienes problemas de ansiedad por separación con tu perro, no dejes de consultar con nosotros, tu Veterinario en Coslada.